martes, 19 de enero de 2016

HONGOS DE LAS UÑAS DE LAS MANOS Y DE LOS PIES (ONICOMICOSIS)



La onicomicosis es la enfermedad que más frecuentemente puede afectar las uñas de los humanos, siendo responsable de más de la mitad de los casos de alteración ungueal (onicodistrofia). Se trata de la infección de las uñas por hongos. En la mayoría de los casos (un 90%) están producidas por hongos que pueden afectar también la piel y el cabello, denominados dermatofitos; en el resto de casos (10%) están producidas por levaduras (Candida) y por hongos filamentosos no dermatofitos (mohos). Los dermatofitos más frecuentemente causantes de onicomicosis son Trichophyton rubrum, Trichophyton mentagrophytes, Epidermophyton floccosum, y menos frecuentemente Mycrosporum spp.

Onicomicosi en VIH positiuLos primeros síntomas de la onicomicosis se manifiestan con la aparición de manchas blancas en el borde exterior o el más próximo a la cutícula, que en la medida en que evoluciona se van extendiendo al resto de su superficie. Además, la infección puede causar el ablandamiento de la uña y, como consecuencia, la deformaión de la misma. Al ser una enfermedad infecciosa, es también contagiosa, pudiéndose extender de una uña a otra  e incluso a otras personas.

¿Quién las sufre?
La prevalencia de esta patología ha aumentado en los últimos años y está influida por las condiciones climáticas, profesionales y socioeconómicas, siendo variable en los diferentes países y continentes. Aparecen en cualquier parte del planeta y acostumbran a ser más frecuentes en hombres que en mujeres. El aumento de la prevalencia es debido a diferentes factores: exposición a hongos patógenos en instalaciones deportivas y de ocio, envejecimiento de la población, incremento en el número de diabéticos, tratamientos inmunosupresores y citotóxicos, y la pandemia del SIDA. Este proceso es mucho más frecuente en gente anciana (probablemente debido a un retraso en el crecimiento de la uña, las deformidades de los pies y la frecuencia de pequeños traumatismos por alteraciones de la marcha), en diabéticos o immunodeprimidos y en personas que frecuentan piscinas, vestuarios, gimnasios, así como en profesiones que requieren el uso de zapatos cerrados, sobretodo en ambientes calurosos y húmedos.

Partes de la uña
Anatómicamente la uña está constituida por las siguientes partes:
Matriz: es la raíz de la uña.
Lúnula: es la parte de la matriz que en muchas personas se aprecia como una zona curva pegada a la cutícula de diferente al resto de la uña.
Placa ungueal: es toda la parte visible de la uña y está constituida por una serie de capasa diferentes de células que forman un conglomerado.
Lecho ungueal: es la parte del dedo que cubre la uña, cuyos bordes reciben el nombre de perioniquio.


Diagnóstico de hongos en la uñas

La existencia de una onicomicosis es fácil de detectar a partir de las manchas blanquecinas que aparecen en la superficie de la uña. Sin embargo, para un correcto diagnóstico será siempre necesario la realización de una prueba microbiológica para identificar el tipo de hongo que la causa, ya que el tratamiento será diferente en cada caso.
Otro aspecto del diagnóstico es la determinación del tipo de onicomicosis:
·                                 Onicomicosis subungueal lateral distal (OSLD). Es el más frecuente y se caracteriza porque se inicia en el borde exterior de la uña o en uno de los laterales y ocasionalmente en los dos.
·                                 Onicomicosis subungueal proximal (OSP). Es la menos común y se inicia en el borde cercano a la cutícula, afectando a la matriz y por tanto al crecimiento de la uña.
·                                 Onicomicosis superficial (OS). La infección afecta a toda la superficie de la uña. Puede ser de dos tipos, en función de la coloración que adquiere la uña: blanca o negra.
·                                 Onicomicosis endonyx. Afecta a la totalidad de la uña, pero no al lecho subungueal.
·                                 Onicomicosis distrófica total (ODT). Es una forma evolucionada de las anteriores, que se caracterizada porque la uña empieza a agrietarse y a romperse.

Tratamiento de hongos en las uñas
El tratamiento de la onicomicosis dependerá del tipo de hongo que ha causado la infección y del tipo y del grado de afectación de la uña. En la actualidad se dispone de una amplia gama de medicamentos antifúngicos que se administran tanto por vía oral como tópica. La elección de uno u otro dependerá de los resultados de los análisis microbiológicos para la identificación del hongo que la ha causado.

************************************************
Dra. Nerina Muriel Cuturello
M.N.: 118.738 - M.P.: 333.147

Dr. Carlos Alberto Ramírez Medina

M.N 146.653 M.P 453.839
************************************************

Para más información puedes contactarnos en:
CARISMA MEDICAL CENTER
Dermatología y Medicina Estética
Palermo Hollywood
Teléfonos: (011) 4551 0630 y 15 6180 6736
E-mail: carismamedicalcenter@hotmail.com
http://twitter/carismamedical