jueves, 19 de diciembre de 2013

DIFERENCIAS NUTRICIONALES ENTRE HOMBRES Y MUJERES



DIFERENCIAS NUTRICIONALES ENTRE HOMBRES Y MUJERES

En ellas, el metabolismo y los períodos menstruales determinan el consumo de ciertos alimentos, mientras que ellos -al poseer mayor musculatura- requieren de más calorías para funcionar bien durante el día.

Mujeres y hombres son similares en muchos aspectos, pero definitivamente en dietas para bajar de peso las diferencias son significativas, desde la energía que gastan diariamente, hasta el tipo de alimentos que requieren para adelgazar sin comprometer su salud. Pese a que la mayoría tiene claro que las dietas no son estandarizadas, sino que personalizadas, es común que la mujer someta a su pareja al mismo régimen.


Los requerimientos nutricionales de hombres como mujeres son muy diferentes y aplicar una dieta estándar sólo pone en riesgo la salud de las personas. Los requerimientos nutricionales no sólo dependen del sexo y nivel de actividad física, sino también de la condición de salud y de enfermedades asociadas.

Hierro: Este mineral es vital para la salud. Si tenemos un déficit de hierro sufriremos anemia. Esta se caracteriza por fatiga, inhibición de la memoria y poca concentración. La menstruación provoca que algunas mujeres tengan un bajo nivel de hierro en su sangre. Por lo tanto, es recomendable que aumenten el consumo de vegetales de hojas verdes, como la espinaca.

Si bien la anemia también puede producirse entre los hombres suele ser menos frecuente. Hasta alrededor de los 15 años los hombres y las mujeres necesitan la misma cantidad de hierro. Durante la madurez, en cambio, las mujeres necesitan de 15 a 18 miligramos de hierro al día mientras que los hombres alrededor de 8 a 11 miligramos. Además, tengamos en cuenta que durante el embarazo las mujeres necesitan casi el doble de hierro (más de 28 miligramos para el desarrollo normal del feto).

Fibra: La fibra es clave para la buena digestión. Dado que la fibra se digiere y pasa por los intestinos elimina los restos de comida sin digerir así como la grasa y el colesterol. Las hemorroides son un problema frecuente entre los hombres y mujeres que consumen una cantidad insuficiente de fibra.

Los hombres necesitan más fibra que las mujeres (35 a 50 gramos para ellos y de 20 a 25 gramos para ellas). Por supuesto, para definir exactamente estas cantidades debemos considera el nivel de actividad física y la edad.

Calcio: Es esencial para lograr huesos sanos y para mantener nuestra presión arterial. Hombres y mujeres necesitan calcio, si bien las últimas, necesita un consumo un poco mayor. El riesgo de osteoporosis es relativamente alto para las mujeres por lo cual necesitan que su dieta las provea de una buena cantidad de calcio.

Si quieres comprobar si estás recibiendo la cantidad correcta de fibra, calcio y hierro (así como de otros nutrientes) te recomendamos que te hagas un análisis de sangre.

Gasto de base
Los hombres tienen una tasa de metabolismo basal, es decir, de energía que gasta su organismo al estar en reposo, que es mucho más alta que la femenina: La diferencia está dada porque ellos tienen más masa magra (musculatura) que sus compañeras y eso aumenta el gasto de calorías diarias. A esto se suma, además, que suelen hacer más actividad física.


Una mujer que realiza actividad física ligera, que tiene un trabajo de carácter administrativo, gasta entre 1,5 y 3,4 calorías por minuto. Un hombre, en cambio, consume de 2 a 4,9 calorías por minuto. A medida que aumenta el nivel de ejercicio, mayor es la diferencia. Esto quiere decir que si un hombre hace la dieta hipocalórica de su mujer, el nivel de calorías que es bueno para ella será insuficiente para el organismo masculino. Es probable que él se fatigue en el día, tenga dolores de cabeza, baje su rendimiento laboral y presente falta de concentración.

Variantes hormonales
Los cambios hormonales que sufre la mujer en su período menstrual también determinan la necesidad de ciertos alimentos durante una dieta.

En  la etapa previa al período, las mujeres sienten efectivamente más hambre, especialmente deseo de comer carbohidratos. Es común ver a una mujer tentada por alimentos dulces, como un chocolate.

Se ha demostrado que hay neurotransmisores como la serotonina que tienden a disminuir en esa etapa, lo que aumenta el deseo de comer carbohidratos. Se aconseja que ellas incorporen nutrientes como el pan con fibra, legumbres, frutas, verduras o cereales integrales como el arroz, en pequeñas cantidades, pero con cierta frecuencia. Y si buscan un sabor dulce, deben preferir productos con edulcorantes artificiales (jalea y bebidas diet).

¿Por qué engordan?
Otra diferencia son las razones tras el aumento de peso. Si bien en cada persona son múltiples los elementos que lo detonan, existen algunos más frecuentes según sexo. Los hombres, en general, suelen no abusar de la comida y no comen a deshora, pero consumen un exceso de calorías a través del alcohol. Un gramo de alcohol tiene nueve calorías: si el vino tiene 12 gramos de alcohol, un vaso de 200 cc contiene 180 calorías. Además, es frecuente la ingesta de alcohol con bebidas con azúcar y carnes grasosas, mezclas que son negativas, pues favorecen la acumulación de células adiposas. La mujer, en cambio, abusa del comer a deshora, se tienta con pasteles, chocholates y tortas.

Tipos de alimentos
Con respecto a los alimentos necesarios para ellas, nunca dejar los nutrientes que contengan hierro, como las carnes rojas, pero magras, y sumar legumbres y verduras verdes. Esto, porque en la menstruación la mujer pierde parte de este mineral. Debe ingerir alimentos ricos en calcio, como los lácteos descremados, que son un sano aporte de proteínas. Los hombres que acumulan grasa abdominal y, además, tienen colesterol alto, deben evitar algunos alimentos no sólo para adelgazar, sino también para evitar problemas cardiovasculares: algunos de éstos son las carnes con grasa, lácteos enteros, manjar, yemas de huevo, mariscos, manteca, mayonesa, frituras, el cordero, cerdo, pato y ganso.

Los hombres y las mujeres tienen algunas necesidades biológicas distintas. Por lo tanto, nuestra dieta debería tener en cuenta estas diferencias. Existen ciertos problemas de salud que son más recurrentes en las mujeres y otros en los hombres. Las mujeres, por ejemplo, son más propensas a sufrir cáncer de mama y osteoporosis. Los hombres, por otra parte, suelen desarrollar problemas de próstata. Conozcamos entonces tres diferencias nutricionales entre hombres y mujeres.


*****************************
Dr. Carlos Alberto Ramírez Medina
M.N 146.653 M.P 453.839
*****************************
Dermatología y Medicina Estética
WhatsApp: 15 6180-6736

 4551-0630