domingo, 30 de junio de 2013

LUZ PULSADA INTENSA IPL + MESOTERAPIA


LUZ PULSADA INTENSA IPL + MESOTERAPIA

Precio: 2.790 pesos

Duración del tratamiento: 1h y 10 min

Descripción: Tratamiento combinado de Luz Pulsada + Mesoterapia que ayuda a recuperar la calidad y textura de la piel a través de la generación de colágeno no cicatricial y la disminución de alteraciones pigmentarias causadas por la exposición solar o por la edad. El resultado es una tez uniforme, hidratada y radiante.

Para combatir los signos de una piel cuyo tono sea uniforme, esté hidratado y mejore considerablemente la calidad de nuestra piel, una de las opciones es combinar el tratamiento de Luz Pulsada con la mesoterapia de Ácido Hialurónico.


1.Luz pulsada
El tratamiento con Luz Pulsada consiste en la aplicación sobre la piel de un haz de luz de alta intensidad, que abarca un rango de colores determinado e idóneo para tratar cada una de las alteraciones que se producen en la piel a lo largo de los años: pérdida de grosor de la dermis por disminución de la formación de colágeno (arrugas y flacidez), alteraciones pigmentarias (manchas solares) y vasculares (telangiectasias y pequeñas venitas que se hacen visibles a través de la piel).

2.Mesoterapia de ácido Hialurónico (con vitaminas o puro)
Con el envejecimiento se produce una disminución de la síntesis de Ácido Hialurónico, que se traduce en la aparición de arrugas y falta de elasticidad de la piel, no solo por la deshidratación que conlleva, sino también porque influye directamente en la síntesis de colágeno y en la capacidad de éste para desarrollar sus funciones.
Es pues, sumamente aconsejable realizar este tratamiento para:
- Zonas de piel expuestas al sol como cara, cuello, escote y manos, pero es susceptible de ser aplicado en otras zonas como por ejemplo, para el tratamiento de abdomen, brazos, muslos etc...
- Etapa de menopausia, donde la actividad de los fibroblastos se ralentiza y la deshidratación se hace evidente en todos los tejidos.
- Mejorar otras patologías como estrías, marcas de acné y cicatrices.

Beneficios:
Con la suma de estos dos tratamientos encontramos una mejoría superior  en los resultados, tanto fisiológicos como clínicos, en aquellas pieles que hayan sufrido daño solar o simplemente, estén deshidratadas.

Se ha comprobado a lo largo de múltiples estudios histológicos que el colágeno no cicatricial aumenta después de cada tratamiento. A través del microscopio electrónico se observa cómo la actividad de los fibroblastos se incrementa y cómo las nuevas fibras de colágeno se colocan de forma más ordenada, lo que se traduce en una mejoría evidente de la textura de la piel.

Por otro lado, se consigue la disminución de las alteraciones pigmentarias debidas a la foto exposición solar: lentigos solares y seniles, lo que se traduce en una piel con un color más homogéneo y aspecto sano y joven.
Lo mismo ocurre con las rojeces difusas, telangiectasias o arañas vasculares, que aparecen en nuestra cara o escote con el paso del tiempo.

Aplicación:
El paciente debe acudir al tratamiento preferiblemente sin maquillaje y sin autobronceador en la zona de piel donde se vaya a realizar el mismo. Acto seguido, se coloca una pequeña cantidad de crema anestésica para mayor comodidad de la sesión de tratamiento. Después de aproximadamente 30 minutos, se limpia la piel y se coloca un antifaz para protección ocular y un gel  conductor frio que, además, refresca la piel. Acto seguido, se realiza el tratamiento mediante luz, terminado el cual se limpia nuevamente la cara y se procede a la aplicación de la mesoterapia a través de unas micro inyecciones con una aguja muy fina. A continuación, se le deja 5 minutos con una mascarilla y finaliza la sesión dándole al paciente las recomendaciones a seguir, así como la fecha de revisión o de la próxima cita.

Recomendaciones posteriores:
Posteriormente a la sesión de tratamiento surgen pequeñas escamas o costras que se van secando y desprendiendo entre 1 y 3 semanas después de la sesión. Algunas de las zonas tratadas pueden quedar más oscuras o claras durante un tiempo. Se recomienda no exponer la zona tratada  al sol directamente hasta pasados 15 días por lo menos, y usar cada 2 o 3 horas una hidratante adecuada, seguido de una crema con factor de protección 30 o superior.

Se aconseja hacer el tratamiento entre 1 y 3 veces al año, dependiendo de factores individuales como la edad, estado de la piel, modo de vida, etc.
Reserva tu turno con tiempo en:

CARISMA MEDICAL CENTER
Medicina Estética y Longevidad
Av. Córdoba – Palermo Soho
Teléfonos: (011) 2064 2639 y 15 6180 6736
E-mail: carismamedicalcenter@hotmail.com
http://carismamedicalcenter.blogspot.com/
http://carismamedicalcenter-hombres.blogspot.com/
http://facebook.com/carismamedicalcenter.medicinaestetica
http://facebook.com/carismamedicalcenter.hombres
http://twitter/carismamedical